Logo RedMadre

A Ginebra sobrevolando El Cairo y Beijing

Recibimos con alegría la noticia de que una treintena de países acaban de firmar la ‘Declaración de Ginebra’ donde declaran que no existe un derecho internacional al aborto, ni recae sobre los Estados una obligación internacional de financiar o facilitar los abortos; y reafirman que pertenece a la soberanía de los Estados legislar y planificar en materia de salud.

Desde la Conferencia de Población de El Cairo en 1994 y la IV Conferencia de Naciones Unidas Sobre La Mujer celebrada un año después en Beijing muchos han intentado incorporar al derecho internacional el aborto como un derecho basándose en que el Informe de El Cairo en su punto 7.6 declara que la salud reproductiva debería abarcar, entre otras cosas, la interrupción del embarazo. Sobre esta base muchas organizaciones internacionales y ONGS presionan a los países para que despenalicen el aborto y lo consideren un derecho más dentro de lo que se ha dado en llamar los derechos reproductivos. Pero los informes de esas conferencias de Naciones Unidas no son normas de derecho internacional que vinculen a los Estados. Esto es lo que viene a recordar la reciente Declaración de Ginebra.

Hay consenso internacional por trabajar para que los derechos de las mujeres a los más altos niveles de salud sean reconocidos y respetados en todos los Estados, y la Declaración de Ginebra así lo expresa. Otro de los acuerdos ha sido fomentar la capacidad de nuestro sistema de salud y movilizar recursos para implementar programas de salud y desarrollo que atiendan las necesidades de mujeres y niños en situaciones de vulnerabilidad y promuevan la cobertura sanitaria universalPero trabajar por la salud de las mujeres no implica defender el aborto.

REDMADRE en su labor diaria se encuentra con muchas mujeres embarazadas y madres recientes que sufren situaciones de vulnerabilidad y sus necesidades no siempre son atendidas por las administraciones públicas. Nuestra labor es apoyarlas para que alcancen un estado de salud integral y de bienestar, también como mujeres embarazadas y como madres.

Desde Fundación REDMADRE acogemos con esperanza la movilización de estos países, que reafirman su soberanía legislativa y su independencia para la elaboración de políticas y planes de salud que afectan a sus ciudadanos, y que se defienden frente a las injerencias de organizaciones supranacionales y de la presión de organizaciones no gubernamentales que tratan de implantar presuntos nuevos derechos que no son tales.

Termino ofreciéndoles un dato que supone más que una anécdota: en el año 1948 la Asociación Médica Mundial adoptó la Declaración de Ginebra (se considera el Juramento Hipocrático moderno) donde entre otras cuestiones el médico promete velar con el máximo respeto por la vida humana.

 

El Autor

Amaya Azcona

Amaya Azcona

Directora General de REDMADRE

Estamos cerca de ti para escucharte

Nunca estarás sola

Contáctanos

Información básica en protección de datos

Conforme al RGPD y la LOPDGDD, FUNDACION REDMADRE tratará los datos facilitados, con la finalidad de contestar las dudas y/o quejas planteadas a través del presente formulario y facilitar la información solicitada. Siempre que nos lo autorice previamente, enviaremos información relacionada con la actividad de FUNDACION REDMADRE y el resto de asociaciones del grupo redmadre. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad

Enviar

Fundación REDMADRE

Oficinas centrales:

C/General Ramírez de Madrid, nº 29

28020 Madrid

Teléfono: 918 33 32 18