Logo RedMadre

Diagnóstico prenatal ¿erróneo?

No es raro escuchar relatos de mujeres que estando embarazadas recibieron el diagnostico de una posible discapacidad del hijo que esperaban (en muchos casos el diagnóstico era probabilidad de Síndrome de Down) y que, por sus convicciones éticas o religiosas sobre la dignidad del ser humano desde la concepción hasta la muerte natural, rechazaron el aborto que se les planteaba como la única solución al “problema”. En algunos de esos casos ellas y los padres de los niños decidieron acoger a sus hijos en las circunstancias que tuvieran, pero, puntualizan: sus hijos habían nacido sin discapacidad.

Cuando uno habla de este tipo de casos no es extraño que tus interlocutores te  relaten experiencias similares.

También en Fundación REDMADRE hemos recibido en ocasiones solicitudes de voluntariado de mujeres que habiendo pasado por esas situaciones de diagnóstico prenatal de graves malformaciones decidieron continuar su embarazo y dieron a luz niños sin discapacidad y esta experiencia las animo a dar el paso de comprometerse más activamente en el apoyo a otras mujeres embarazadas que puedan pasar por circunstancias similares.

Es un fracaso social considerar y legalizar el aborto por cuestiones eugenésicas; no es ético ni digno de una sociedad humana rechazar a uno de sus  miembros por no cumplir los parámetros de ‘calidad’ que un sector de la sociedad quiere imponer.  Pero es, además, un escándalo y una práctica negligente abocar a personas a tomar decisiones de este calado ofreciendo una información insuficiente o basada en un grupo de datos parciales o erróneos quizá solo para cubrir preventivamente la eventual responsabilidad del equipo médico que la atiende.

Hacen falta protocolos muy bien pensados para estos casos que incluyan una valoración objetiva de la información que se da a la mujer embarazada aclarando la certeza o no del diagnóstico que se le transmite y respetuosa con su libertad, es decir, sin dar por supuesto que la reacción ante ese diagnóstico ha de ser el aborto.

Nos invade la sospecha de  que un número alto de abortos se producen como consecuencia de un diagnóstico de posible discapacidad o malformación ‘erróneo’ o, al menos, no suficientemente fundado. Y tenemos la certeza de que muchas veces ante ese tipo de diagnósticos se presenta a la mujer el aborto como la única solución lógica lo que no es ética ni legalmente admisible.

 

El Autor

Amaya Azcona

Amaya Azcona

Directora General de REDMADRE

Estamos cerca de ti para escucharte

Nunca estarás sola

Contáctanos

Enviar

Fundación REDMADRE

Oficinas centrales:

Marques de Ahumada, 14- 2ª planta

28028 Madrid

Teléfono: 918 33 32 18