Logo RedMadre

Maternidad adolescente

 

Tras el último caso mediático de embarazo adolescente y trágico final del recién nacido lanzado a las aguas de un río por su propio padre, la sociedad se ha convulsionado. ¿Cómo es posible que ocurran unos hechos de esa magnitud?

Cada año en España 400 mujeres menores de 16 años se quedan embarazadas (unas 100 menores de 15). Sus historias tienen muchas cosas en común: inicio temprano de las relaciones, fracaso escolar, bajo apoyo familiar, relación de pareja débil o inexistente, consumo de alcohol o drogas; algunas de ellas habían sido víctimas de abuso sexual.

Cuando la menor conoce que está embarazada siente pánico, se produce una actitud de negación y rechazo, pasando a ocultar el embarazo por temor a la reacción de la familia (en muchos casos  la joven oculta  la noticia para no ser obligada a abortar) o a ser rechazada por ella, por el grupo social o en la escuela. Este ocultamiento del embarazo es lo que hace que la gestación adolescente suponga un riesgo mayor, no tanto por la juventud de la madre, sino, sobre todo, porque el ocultamiento provoca un control médico prenatal tardío e insuficiente.

Cada vez es más frecuente recibir en REDMADRE jóvenes que no se explican cómo han podido quedarse embarazadas:  creían que a ellas no les iba a pasar; mujeres que han sido informadas de que la gestación surge de una relación sexual, pero han sido desinformadas cuando les han asegurado que el uso de medios anticonceptivos evita el embarazo, sin comunicarles un dato muy revelador: todos los métodos pueden fallar. Tampoco han recibido una formación afectivo-sexual integral donde se explique la sexualidad en  todas sus dimensiones.

¿Cómo podemos hablar a los adolescentes de relaciones sexuales, de placer, de medios anticonceptivos, pero no hablarles de las consecuencias emocionales y psicológicas que supone una sexualidad no madura? ¿Cómo podemos lanzar a las jóvenes al riesgo de un embarazo imprevisto, que no pueden asumir, y luego escandalizarnos de sus reacciones?

Una dimensión de la sexualidad es la posibilidad de la maternidad. Las familias, los educadores y  los profesionales sanitarios podrían mandar un mensaje menos engañoso a los jóvenes y más eficaz. Mensaje que expresara, por un lado, que el inicio de las relaciones tempranas puede tener muchas consecuencias para las que los menores no están en principio preparados, entre ellas el embarazo;  y, por otro lado, que en el caso de un embarazo  ya hay una nueva vida en juego –el no nacido- y que también la menor tiene el derecho a ser respetada en su decisión de continuar su embarazo, protegida, acompañada y cuidada por el responsable de su embarazo, su familia y el sistema de salud pública así como –si fuese necesario- por ONGs como REDMADRE, que velarán por sus intereses y los del no nacido.

El Autor

Amaya Azcona

Amaya Azcona

Directora General de REDMADRE

Estamos cerca de ti para escucharte

Nunca estarás sola

Contáctanos

Información básica en protección de datos

Conforme al RGPD y la LOPDGDD, FUNDACION REDMADRE tratará los datos facilitados, con la finalidad de contestar las dudas y/o quejas planteadas a través del presente formulario y facilitar la información solicitada. Siempre que nos lo autorice previamente, enviaremos información relacionada con la actividad de FUNDACION REDMADRE y el resto de asociaciones del grupo redmadre. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad

Enviar

Fundación REDMADRE

Oficinas centrales:

Marques de Ahumada, 14- 2ª planta

28028 Madrid

Teléfono: 918 33 32 18