Logo RedMadre

Consecuencias del aborto

El aborto es la finalización de forma brusca de un embarazo por la muerte del embrión o del feto. El procedimiento del aborto provocado o inducido no está exento de riesgos físicos para la mujer que se somete al mismo, riesgos que pueden desencadenar además en problemas para concebir y para mantener un nuevo embarazo en el futuro.

El aborto inducido, además, al ser un acontecimiento dramático en la vida afectiva tanto de la mujer como del hombre, puede afectar a la relación de pareja. Por otro lado, hay estudios médicos que señalan posibles riesgos psíquicos para la mujer.

Por todo ello, debes conocer las consecuencias que puede tener para tí.

Riesgos físicos del aborto

Sea cual sea la técnica utilizada, el aborto provocado es un procedimiento quirúrgico o químico, que siempre se acompaña de un riesgo para la salud. A continuación te describimos las complicaciones más frecuentes según el método utilizado:

Aborto por Succión, legrado o aspiración

Puede provocar infección, trauma del cérvix, peritonitis, endometritis, laceración o perforación del útero, hemorragia, trauma renal, inflamación pélvica, embolismo, trombosis, esterilidad.

Aborto por dilatación y curetaje (D y C)

Los mismos riesgos que el de succión o aspiración, y además puede haber complicaciones adicionales: perforación uterina, hemorragia, infección del tracto genital, laceración intestinal, absceso pélvico y tromboembolismo.

Aborto por dilatación y evacuación (D y E)

Los mismos riesgos que el método de dilatación y curetaje (D y C), ya mencionados, además de los siguientes: infección pélvica, renal, del cérvix y peritoneal. También puede causar que la mujer tenga en futuros embarazos implantación ectópica (fuera del útero), bebés de bajo peso o que nacen muertos.

Aborto mediante inyección salina

Puede provocar embolismo (coágulo) pulmonar, y formación de coágulos intravasculares que pueden afectar a distintos órganos.

Aborto mediante administración de prostaglandinas

Los riesgos más comunes son los siguientes: ruptura del útero, sepsis, hemorragias, paro cardíaco, vómito y aspiración de éste, embolia cerebral y fallo renal agudo.

Administración de mifeprex o mifepristone (RU-486)

La RU-486 puede provocar grave infección bacteriológica, sepsis (infección en la sangre), sangrado prolongado y abundante que podría requerir una cirugía,e incluso muerte. El fármaco que se usa con la RU-486, misoprostol (Cytotec), puede causar sangrado excesivo, pérdidas de sangre, calambres, etc.Aunque algunos seres humanos en estado embrionario o fetal han sobrevivido a pesar de que su madre los ha tomado, hay riesgo de que nazcan con discapacidades físicas y/o psíquicas.

Aborto por nacimiento parcial

Riesgo de ruptura o perforación del útero que podría causar una hemorragia y terminar en una histerectomía.

En relación a los riesgos físicos que se corren al someterse a un aborto inducido y las posibles complicaciones, puedes encontrar más información en: http://www.health.state.mn.us/wrtk/handbookspa.html (Fuentes: D. Barklay, A. Forsythe, and T. L. Parker, "Abortion Methodologies: Frequency and Risk," The Medical Life-Line,marzo de 1986, pp. 12-19; J. C.Wilke, Abortion: Questions and Answers (Cincinnatti: Hayes Publishing Co.,1985), pp. 83-131; The Boston Women's Collective, The New Our Bodies, Ourselves (New York: Simon and Schuster, 1984), pp. 291-316; "Abortion: Some Medical Facts," National Right to Life Trust Fund, 1986; "Questions and Answers About Abortion," Planned Parenthood League of Massachusetts,1986. Todos fueron citados en George Grant, Grand Illusions: The Legacy of Planned Parenthood, Brentwood, Tennessee: Wolgemuth & Hyatt, Publishers, Inc.,1988,68. Sallie Tisdale,"We Do Abortions Here: A Nurse's Story," Harper's Magazine, octubre del 1987,:66-70. "Partial Birth Abortion is Bad Medicine", The Wall Street Journal, septiembre 19, 1996; "Why Defend Partial Birth Abortion?", The New York Times, septiembre 26, 1996.)

Aumento del riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer

Recientemente se ha publicado un artículo médico donde se expresa la necesidad de que en los futuros estudios se tenga en cuenta que tanto el uso de anticonceptivos como el recurso al aborto inducido puedan ser factores de riesgo de cáncer de mama. Los autores Patrick S. Carroll, M.A. Jean S. Utshudiema y B.Sc. Julian Rodrigues dicen en el artículoThe British Breast Cancer Epidemic: Trends, Patterns, Risk Factors, and Forecasting que: "Aunque todavía es controvertido, hay literatura significativa que demuestra que el aborto inducido, sobre todo en el primer embarazo, así como los anticonceptivos hormonales y terapia hormonal sustitutoria, también eleva el riesgo de desarrollar cáncer de mama."

El autor Adamek, Raymond J. en su artículo 'Legal Abortion Threatens Health and Fertility: Why Aren't Women Informed?' (publicado en Human Life Review Fall2017, Vol. 43 Issue 4, p27-37. 11p.) también hace refencia a estudios donde se habla del posible vínculo entre el aborto y una mayor incidencia de cáncer de mama. 

Complicaciones en futuros embarazos

Tras un aborto inducido, en general no tienes por qué tener problemas para concebir y llevar una gestación a término. Pero debes tener en cuenta que se trata, generalmente, de una cirugía sobre el útero y, por tanto, no está exenta de consecuencias físicas potencialmente severas: perforación uterina, inflamación pélvica, cicatrices uterinas, adherencias, etc. Se podría poner en peligro tu fertilidad futura.

Los ginecólogos se encuentran a menudo con mujeres que después de un aborto, y sobre todo después de varios, no pueden quedarse embarazadas o bien tienen abortos espontáneos. En casos más extremos, como hemorragias o infecciones graves, puede llegar a ser necesaria una histerectomía, es decir, la extirpación del útero o parte de éste. Otras veces, si se daña el cérvix (cuello del útero), debes saber que en embarazos futuros habrá riesgo de perder el hijo por tener un parto extremadamente prematuro, es lo que se llama incompetencia cervical.

Toda esta información relativa a las consecuencias del aborto deberías encontrarla en el consentimiento informado previo a la intervención. Si no la encuentras, debes exigir que te lo expliquen y, sobre todo, que te indiquen cuáles serían los riesgos específicos en tu caso concreto, ya que por las características propias del cuerpo de cada mujer el riesgo podría incrementarse, por ejemplo si tienes útero miomatoso, hibrosalponx, estenosis cervical, útero biconre, etc.

Problemas en tu relación de pareja

Someterte a un aborto inducido podría afectar a tu relación de pareja. Hay estudios que indican una incidencia de ruptura de parejas entre el 60% y el 70% (Dra. Burke) tras un aborto provocado. Las razones son los conflictos surgidos al tomar la decisión sobre el aborto: porque la mujer se ha sentido presionada a abortar por la pareja, alguno de los dos sufre en mayor medida la pérdida del hijo y no encuentra en el otro el apoyo emocional que necesita, uno de los dos deseaba tener el hijo, o porque aparecen problemas derivados de las secuelas que podría sufrir la mujer tras el aborto: disfunciones sexuales, dificultades para superar el trauma del aborto, etc.

También puede ocurrir el efecto contrario, y una vez superadas las dificultades surgidas ante un embarazo imprevisto, la pareja puede experimentar que su relación se fortalece. 

Estamos cerca de ti para escucharte

Nunca estarás sola

Contáctanos

Enviar

Fundación REDMADRE

Oficinas centrales:

Marques de Ahumada, 14- 2ª planta

28028 Madrid

Teléfono: 918 33 32 18